La Nueva Asturias: Al fin, mudanza

•noviembre 14, 2008 • 1 comentario

Hola, lobos.

Después de una vez por todas, y aunque faltan algunos retoques, Generación Alsa resurge de sus cenizas y vuelve con más fuerza que nunca, a partir de ahora y definitivamente en…

http://generacion-alsa.com

Cultura: Ladytron

•noviembre 10, 2008 • 5 comentarios

La primera vez que escuché a Ladyton quedé totalmente flipadín, hasta el punto de convertirse en uno de mis grupos favoritos. Lo recuerdo perfectamente porque dio la casualidad de que fue en la Plaza del Ayuntamiento, en Gijón, uno de esos conciertos gratuitos que se montan por el verano. Electropop del rico originario de Liverpool –de gentes parecidas a las de la propia Gijón- con un punto femenino, pero a la vez oscuro, norteño y místico: Mira y Helen son como dos brujas del futuro cantando sus rezos a electrodioses paganos. Por si fuera poco son hieráticos y elegantes, y me llena de orgullo haberlos descubierto en la vieja Gigia. Flipazos aparte, aquel día el sonido era excelente, no sé si sería por la acústica de la plaza, porque la alcaldesa estaba haciendo las veces de técnico de sonido o sencillamente por el matiz épico que cobraban las notas, al funirse con el sonido del Mar Cantábrico.

Después de aquel concierto, repetí en Madrid unas cuantas veces, y este año también quería verlos. Pero esta ocasión era más especial que los anteriores, no sólo porque tocaban en la sala Joy –que es un sitio bastante molón-, sino porque también conseguí engañar al rocker para que me acompañase, aunque no hubiese sido posible convencerle sin la inestimable ayuda de Isabel a.k.a. “Mora”, su simpática novia (lo siento chicas, está pillao).

He aquí tres argumentos baratos para que un rocker vaya a un concierto de electro:

1. “Que no es bakalao cojona.”
2. “Te invito a algo.”
3. “El guitarrista se parece a Nacho Vegas.”

miraa

Empieza el concierto y de entrada no funcionan los micros de las cantantes. Disimulan como pueden tocando los pianinos y haciendo sonidinos con los sintetizadores Korg. Todo muy profesional y cool. Pero hay más problemas: Los graves están demasiado altos, retumba el suelo y las aletas de la nariz de Mora. Aquello parece un concierto de música industrial más que otra cosa. A mi me mola pila (ye que soy un macarra) pero la gente pone cara de póker porque cuesta descifrar que canción están cantando. Los micros ya suenan pero están demasiado bajos y Helen tiene que gritar, literalmente, para que se le escuche algo. Aunque nada que no arregle un par de temas mìticos como “Playgirl” y “Seventeen”, con los que la gente se vuelve loca, especialmente un gayer que teníamos delante y que bailaba como si estuviesen rodando la intro de la serie “Queer as folk”, es decir, “to loco”. A pesar del sonido, yo salí contentín porque estoy locamente enamorado de Mira Aroyo –que además de música es doctora en genética molecular por Oxford- y cantó sus canciones de “Europa del Este” (en búlgaro) con bailes regionales incluidos. Mira Aroyo es de la Generación Alsa pero de la de Bulgaria, no cabe duda. ¿Y sabéis qué? Al final el rocker lo pasó bien y me pidió el disco para ecucharlo.

La Nueva Asturias: ¡Imparable Sporting!

•noviembre 4, 2008 • 2 comentarios

Lobos… Duodécimos, y los del bar que se reían de nosotros cuando hablábamos de la Champions… Al tiempo, al tiempo.

———

El Sporting logró su quinta victoria consecutiva ante el Numancia, para delirio del público de El Molinón, que ve cómo su equipo se sitúa a tan sólo un punto de la zona Uefa. Y eso que el partido comenzó mal para el Sporting, ya que Goiria anotó el primer tanto del partido para los sorianos: 0-1. Sin embargo, Luis Morán equilibraría el marcador antes del descanso con un tremendo testarazo: 1-1.
En la segunda parte, el conjunto gijonés se adelantó en el marcador con otro cabezazo de Bilic (2-1), jugada en la que los jugadores visitantes reclamaron fuera de juego. El tercer gol del Sporting no tardó mucho en llegar, y lo hizo en un dudoso penalti que Bilic se encargó de transformar poniendo en el marcador el 3-1 y situándose tercero en la clasificación por el Pichichi.

Alfonso Rodríguez.

Fotos: Foto oficial del Sporting temporada 08-09

•octubre 28, 2008 • 1 comentario

¿Estamos flipadinos con el Sporting? Claro que sí y lo que nos queda, este año a la Champiooons.

Asturias en Youtube: Los goles del Sporting al Depor

•octubre 28, 2008 • Dejar un comentario

Volvemos a ganar, esta vez 0-3 en Riazor. Oeeeoeoeoeee.

Cultura: Iggys en la sala Costello

•octubre 27, 2008 • 1 comentario

Una noche de sábado, tras una velada de viernes de las que dejan huella por espacio de un día, pocos planes hay mejores que acercarse a una pequeña sala de Madrid, de esas con ladrillo visto y luces bajas, a hacer piña alrededor de Igor, el amigo de los lobos.

Ese fue el plan para el pasado día 25, cuando se prometía en la céntrica sala Costello un recital acústico y en solitario, aderezado con sus habituales dotes de showman – “sí, son diez euros, pero ya sabes que yo te lo voy a dar todo”.

Y así se condimentaba la previa a un concierto del que poco, o muy poco, sabíamos: nunca habíamos escuchado a Igor solo, ni suponíamos qué podía sacarse de la manga, y nos resultaba doloroso pagar 10 ecus así a lo loco…

Pero allí estábamos, en primera fila, esperando a que, efectivamente, saliera a darlo todo. Y no fue menos. Asomó el hocico con un par de botellas verdes en la mano y un gran vaso, que posó, junto con una cerveza, encima de una mesilla al fondo del escenario. Luego se colgó la Gretsch acústica, sufrió afinando durante un rato – una constante que se repetiría todo el concierto: “estas guitarras no están hechas pa paisanos, no aguantan dos hostias” – y arrancó fuerte.

Empezó con un par de versiones, para luego lanzarse con temas propios y seguir alternando canciones suyas con ajenas. El primer bloque sirvió como muestra válida de lo que es Igor en acústico: caña, rock, pinceladas de pop y espectáculo. Pero lo que tienen los acústicos – y más en solitario – es que entrañan una gran dificultad cuando llegas a la barrera de los siete temas: ¿hay tanto que hacer con seis cuerdas y tu voz?

La respuesta es sí. Igor se pensó un setlist que se moviera entre las baladas poperas sobre luna y vino y el jugueteo con el country, pasando por algo de rockabilly camuflado y la mala vida sin camuflar – “Automedicación”, himno de masas -, pero siempre en línea recta y procurando que cada pieza encajara, que nada se saliera de su sitio.

Y mientras, se iba escanciando culinos de aquellas enigmáticas botellas verdes, que resultaron ser sidra. Luego se le fue subiendo, se vino arriba, resbaló y se cayó, pero se rió, se disculpó y atacó otra canción.

Sorprendía ver a Igor, que salió inmaculadamente vestido, ir despeinándose y desarreglándose a medida que lanzaba temas, pero sin perder un ápice de poder – otra cosa no, pero energías no le faltan al chaval – ni de tino musical. La compostura, lo justo.

Y es que los grandes, es lo que tienen: les das dos botellas de sidra y una guitarra desafinada, y te montan la de dios.

Fotos: La presentación de Generación Alsa

•octubre 26, 2008 • 2 comentarios

En la foto (de arriba a abajo y de izquierda a derecha): Paco de la Tayuela de Mecer, Alexandra Servat de ASG, Montse de Globomedia, Jaime Juanes, Alejandro Carantoña, Andrés Arias gaitero de la Tayuela, Isabel Moragón, Adriana Herranz, Irene Aceituno, Paula Urrestarazu, Nacho Camarillo, Fernando Vela, Luis Figaredo, el hombre de la sidra -no sabemos tu nombre aún pero te dedicaremos un post-, Rafa Laviada, Paloma Bloyd, Mario “whoareyou” Fernández, Luis San Narciso de Globomedia, Miguel Munarriz embajador de Mordor en Madrid y Fernando Delgado de Sidrerías.com. ¡¡Gracias a todos!!